fbpx
preloader

Deja de transmitir tus complejos e inseguridades

Uno de los síntomas de contar con una baja autoestima es la predisposición que tenemos hacia propagar o esconder nuestros complejos e inseguridades. Algo que genera dudas tanto de una forma como de otra. Por un lado, si los propagamos, se nos ve inseguros de todas todas. Por el otro, si intentamos esconderlos, en algunas situaciones podemos vernos forzados y transmitir precisamente eso, que estamos escondiéndolos.

El otro día un alumno me mandaba un pantallazo de Tinder preguntándome si lo estaba haciendo bien con una chica. Al mencionar a qué se dedicaban, él le dijo que era agricultor y ella le respondió que trabaja como funcionaria de justicia. Esto fue lo que hablaron:

—Yo soy funcionaria de justicia
—Yo ni el bachillerato terminé. Tengo un poco de complejo con eso. Pude haber estudiado, pero ya es demasiado tarde y me aportaría poco. Bueno leer de vez en cuando está bien. ¿Tú quedarías con un chico que no tiene estudios?
—Claro que sí, no me fijo solo en eso.

En el texto se observa claramente la inseguridad de mi alumno al contar su complejo de no tener una profesión profesional con estudios. De hecho, uno de los principales motivos de su baja autoestima es el gran sabotaje que se aflige así mismo por no haber tenido más éxito laboral y formación. Lo cual destruye su estado de ánimo provocando que sus relaciones sentimentales también fracasen.

Mientras sigo trabajando con él para crear una autoestima de hierro o cualquier otro material más duro, veamos algunas claves para prevenir esta conducta.

Ama tu vida tal y como es y transmítelo

adaptarse y amar la vida

Una de las actitudes que más seducen a los demás y que más carismáticos nos hacen es la de amar nuestra vida y lanzarnos a saborearla hacia todos los frentes. Todas las personas con una personalidad arrolladora cuentan con este ingrediente de alguna u otra forma.

No importan las inseguridades o complejos que tengamos, los aceptamos. Nos mostramos ambiciosos para superarlos si se pueden resolver y si es que nos merece la pena el esfuerzo. Si no es así, seguimos con ellos procurando aceptarlos, porque para nosotros la vida es mucho más.

La seducción consiste en generar emociones positivas y solo se pueden generar si las sentimos. No podemos esperar a que venga otra persona a darnos la felicidad porque si no somos alegres, difícilmente atraeremos a otros a nuestra causa.

Uno de los planteamientos que le hice a mi alumno fue que pensara en lo siguiente:
¿A quién buscarías como pareja?

  • Opción A: Un empresario que tiene éxito y dinero, pero que por otra parte te transmite estrés. Apenas tiene tiempo para estar contigo, te valora poco y sexualmente es poco excitante. Podéis hablar de pocas cosas porque él está casi siempre en su mundo…
  • Opción B: Un agricultor que se gana la vida con un sueldo promedio o bajo, sin estudios, pero que transmite unas intensas ganas de vivir, te valora y seduce, te hace sentir deseada, habla de cualquier tema, conecta contigo con una gran sensibilidad…

Después de hacer esta reflexión, lo que le terminé preguntando a mi alumno es: ¿Crees que puedes ser esa persona? El agricultor que ama su vida, transmite pasión, sueños, sensibilidad, deseo y seducción. Si puedes ser ese agricultor, te elegirán por encima de muchos otros con estudios. Eres tú el que más importancia da a sus complejos, no el resto.

 


Revoluciona tus habilidades sociales en tan solo 8 semanas

  • Curso 100% online con clases a través de Zoom
  • 8 sesiones de coaching personales, solo para ti
  • Adaptado a tus circunstancias y a lo que necesitas mejorar
  • Seguimiento diario por mensajes de WhatsApp
  • Tareas, temarios y actividades. Todo incluido.

Con la ayuda constante de un instructor experto, David Jungle, con más de 10 años de experiencia en coaching en Habilidades Sociales y Seducción.

 


 

El resto del mundo descubre tus complejos únicamente al ver la importancia que tú les das.

La felicidad es tu mayor potenciadora

Tienes que pensar en qué puedes aportar a los demás a un nivel experiencial porque eso es lo único que depende únicamente de ti. Pensar en qué quieres sentir sea cual sea el momento por el que estés pasando. Ser feliz depende de ti y es tu responsabilidad aprender a gestionar tus emociones.

Utilicemos el símil del dinero: Puedes ser feliz con una nómina de 1000€ o con una de 6000€ y sin duda, que sea de €6000 ayudará, pero la felicidad es más interna que externa. La infelicidad es el resultado de no cumplir con nuestras expectativas. Si ganando 6000€ creemos que deberíamos ganar 30.000€ seremos más infelices que uno que gane 2000€ y esté contentísimo con ganar 2000€. Esa es la realidad de las cosas.

El problema ante este tipo de situaciones es que al sentimos infelices o frustrados provocamos los tres síntomas del burnout: agotamiento emocional, despersonalización o cinismo y falta de realización personal.

De esta forma tal y como ocurre en el ámbito laboral, el resultado es un bajo rendimiento. Al estar agotados emocionalmente ya no nos sale ser seductores. Tener buenas habilidades sociales se convierte en un esfuerzo que nos agota todavía más.

La despersonalización aumenta el problema, ya que nos vuelve más cínicos y egoístas llevándonos a pensar únicamente en lo que queremos y no en disfrutar lo que vivimos. La despersonalización nos hace perder la sensibilidad hacia vivir el momento presente y conectar con los demás.

Por último, la falta de realización personal nos hace sentir impotentes. Nos hace sentir que no sabemos, que no somos capaces. Nos hace ponernos en duda y tirar nuestra autoestima por los suelos.

Sal del círculo del burnout

Veamos ahora cómo podríamos realizar una meditación con una serie de pasos para salir de ese círculo de sabotaje y que dejemos de contagiar nuestros complejos e inseguridades a la hora de comunicarnos.

  1. Siéntate a meditar y piensa qué te genera inseguridades y complejos. Puedes apuntarlo en un papel o simplemente reflexionarlo, pero adéntrate a ser consciente de ello. Identifica los distintos complejos y ponles nombre.
  2. Relájate y visualízate a ti mismo en algunas situaciones de tu pasado en las que sufriste esos complejos. Intenta revivirlas con todo lujo de detalles. No pretendas escapar de ellas. Disponte a aceptarlas y amarte profundamente a ti mismo pese a esas experiencias.
  3. Muéstrate agradecido por todo lo vivido. Tanto lo bueno como lo menos bueno. Traslada ese agradecimiento a tus experiencias. No pienses en lo que podría haber sido si hubiese sido mejor, solo muéstrate agradecido a tal y como fue.
  4. Imagínate hablando con otros de algo que te acompleja con un gran sentido del humor, riéndote de tus inseguridades como si no tuviesen ninguna importancia. Quizá con algún comentario de pasada, como con una broma fugaz. No escondes la realidad si no que te ríes de la realidad, estás por encima de ella. Estás por encima de lo superficial.
  5. Visualízate feliz pese a tus complejos, incluso en el peor de los casos futuros que te pudieran ocurrir. Si algunos tienen solución y te merece la pena mejorar, siéntete motivado a superarte como si descubrieras una nueva pasión que deseas vivir.

De esta forma gracias al poder de tu mente encontrarás los caminos creativos a seguir para que tus inseguridades no te detengan.

Encuentra soluciones creativas

A este alumno que tiene complejo por su trabajo en la agricultura, una de las soluciones que le di es que pensara en todo aquello que le gusta de su trabajo. Aquellas cosas insignificantes que llenan su vida de grandes momentos.

Uno de esos beneficios fue el hecho de trabajar en el campo, al aire libre y en la naturaleza. Lo cual para él era mucho mejor que estar encerrado todo el día en una oficina.

Tras reflexionar sobre esos beneficios, ideamos un mensaje de cómo hablar de su trabajo cuando conociera a alguien nuevo. Es importante mejorar la labia para enfrentar nuestras inseguridades y tener un lenguaje interno positivo. Algunas de las frases que salieron fueron:

—Trabajo como agricultor, así que ya te aviso que vas a tener que esforzarte para seguirme el ritmo jaja.
—La verdad es que me cuesta imaginarme todo el día encerrado en una oficina, siempre he sido un poco culo inquieto como para tenerlo tantas horas sobre una silla.
—Una de las cosas que más me gusta es, nunca mejor dicho, ver el fruto de mi trabajo. Sentirme conectado con la naturaleza y verla crecer. Siento que lo que estoy haciendo de verdad es útil para el mundo.

¿Pensarías que alguien que te dice esas frases con un cierto grado de entusiasmo y buen humor, se siente acomplejado por no haber estudiado? Déjame pensar que no. Así que adelante, te invito a que hagas este ejercicio. Aquello en lo que encuentres una inseguridad que tiendas a comunicar o esconder, piensa en cómo podrías comunicarlo con más ingenio, carisma o sentido del humor. Si no sabes bien por donde empezar, te invitamos a impartir nuestro videocurso: Desarrolla tu ingenio y sentido del humor.

Parte desde ese amor hacia ti mismo y tu propia vida, y siempre encantararás una propuesta creativa.

Avatar del autor
davidjungle
Apasionado de la psicología, la poesía y la comunicación, David Jungle es fundador, CEO y coach en bravetys.com. Contando con más de 8 años de experiencia en coaching y 16 años profundizando en sus conocimientos en materia de habilidades sociales, inteligencia emocional, psicología y meditación. Es autor de los libros "Despierta belleza" y "Vivimos en poesía" y coautor del bestseller "Ligar por WhatsApp".

2 comentarios

  1. Jd

    Me ha llegado una notificación a mi correo, no se bien por qué. Valió la pena, el artículo es increíble, un saludo.

  2. Hola Jd, muchas gracias por tu valoración positiva.

    Seguramente te suscribiste hace tiempo y no te acuerdas o al descargar algo de la web como las meditaciones guiadas te suscribiste a la newsletter. Espero que te mantengas activo con nosotros y sigas disfrutando de nuestro contenido 😉

    Un saludo!

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te lo vas a creer y probablemente no te lo esperabas peeeeeero, sí, esta web también utiliza cookies para mejorar la navegación. Temas de directivas europeas y esas cosas que no interesan a nadie. Si tienes tiempo para muermos jurídicos, echa un vistazo a nuestra política de privacidad o sigue navegando tan feliz y todos contentos.
Cuéntanos
Envíanos un WhatsApp para obtener más información sobre nuestros cursos / productos.